Haz click para RESERVAR CITA o llama al (+34) 971 450 015

Exóstosis o hiperostosis del conducto auditivo externo (oído de nadador)

Es una patología no infrecuente del conducto auditivo externo, en la que se produce un crecimiento de la parte ósea del conducto, a veces de forma localizada (como en “nido de paloma”) o en todo su perímetro.

No está claro el mecanismo fisiopatológico, pero es más frecuente en personas en contacto con el agua fría (nadadores, surfistas). También se observa en personas sometidas a cambios de presión (buceadores, pilotos, auxiliares de vuelo).

Debido al estrechamiento del conducto, es más fácil que se acumule cerumen o restos de piel descamada, favoreciendo su obstrucción y la presencia de otitis externa por quedar agua retenida.

En casos excepcionales puede llegar a obstruirse el conducto totalmente, produciendo una hipoacusia o sordera obstructiva, que requeriría cirugía para solventar el problema.